Our Web Design Portfolio
www.TheColibriGroup.net
www.TerapiaEnMiidioma.com
www.WeBuyLatino.net

Ahí te encargo.

.

Ahí te encargo aún hoy en día persiste la idea de que formar un matrimonio es razón más que suficiente para pensar en tener hijos, Ahí te encargo. Al fin y al cabo, si te casas, debería ser para sentar cabeza, establecerse emocionalmente y empezar un proyecto familiar que incluya hijos, cenas navideñas en grande, vacaciones y hasta un perro si todo sale bien…o al menos es lo que se piensa, ¿no?

.

Esta interesante entrega cinematográfica aborda uno de los grandes temas de conversación constante en una sociedad que aún espera que la familia tradicional con hijos siga siendo el pilar que sostenga el futuro del mundo. Afortunadamente, Ahí te encargo nos presenta una trama algo distinta, en la que todo marcha viento en popa para Alejandro (Mauricio Ochmann), quien está plenamente feliz con su vida en pareja hasta que la idea de ser papá invade sus pensamientos y no duda en compartir su deseo con Ceci (Esmeralda Pimentel), su esposa, quien, para su mala suerte, no tiene ninguna intención de ser madre.

.

Entonces, ¿qué hacer cuando mueres de ganas de ser papá y tu pareja tiene todos los planes del mundo menos ese? Esta es la pregunta eje sobre la que gira toda la trama, pregunta que, además, se ve aderezada por algunas premisas bastante tradicionalistas que apuntan a la idea de que “todas las mujeres traen un chip que las prepara para la maternidad y las hace ser buenas madres”. Este dilema está ocurriendo en la vida de Ceci y Alejandro cuando, como caída del cielo, una madre adolescente atraviesa una situación terrible que la orilla a dejar encargado a su bebé en manos del protagonista, quien, al no saber cómo abordar la situación con su esposa, comienza a tramar toda clase de excusas para esconder al bebé no solo de ella, sino también de su jefa en la oficina.

.

Este primer acercamiento que tiene Alejandro con la paternidad toma un giro interesante, ya que uno esperaría que saliera huyendo debido a la interminable lista de labores que conlleva ser padre pero, por el contrario, esta experiencia reafirma su deseo de procrear y ahora más que nunca se pone insistente con Ceci en la idea de tener un hijo. Desafortunadamente, el momento no podría ser el más inoportuno, ya que ella se encuentra en un periodo crucial de su vida profesional: le han ofrecido posicionarse como jefa de la empresa para la que trabaja.

.

La noticia del nombramiento de Ceci, que incluye una mudanza a Hong Kong, aparece justo en el instante en el que Alejandro le confiesa que está cuidando un bebé por encargo y una lluvia de problemas, malentendidos y desacuerdos, provoca la inminente separación de la pareja. En este punto, la cinta logra enmarcar muy bien las diferencias, a veces irreconciliables, que pueden destruir un proyecto de pareja; sin embargo, estas diferencias, que se hacen visibles hasta el momento en el que explotan, son el resultado de una falta de comunicación que seguramente viene de mucho tiempo atrás, ese es probablemente el subtexto más valioso que esta muestra tiene para ofrecer.

.

.

Hacia el final de la película, las cosas van tomando un nuevo curso en el que ambos personajes, ahora separados, se disponen a repensar su situación y cada uno decide no renunciar a sus sueños por satisfacer los deseos, diametralmente distintos, del otro. Así, Alejandro asume soltero la paternidad del bebé que tenía “de encargo” y Ceci se prepara para tomar su nombramiento como jefa; aunque, como siempre, el amor hace de las suyas y termina por juntar nuevamente sus vidas mediante la creación de acuerdos más empáticos y amorosos, en los que sí caben las ambiciones personales y profesionales de los dos.

.

El planteamiento final es el siguiente: Alejandro será padre, mientras que Ceci se enfocará en su vida profesional, sin que ella tenga implicaciones maternales con el bebé. Hasta aquí todo suena lo suficientemente innovador, maduro y responsable de las dos partes, aunque algunos diálogos apuntan a que, irremediablemente, Ceci terminará por ceder frente a la maternidad, cosa que no sabremos nunca. Al final del día, esta propuesta de acuerdo relacional se presenta como una forma alternativa de vivir una paternidad responsable y amorosa, aún sin las figuras tradicionales de padre y madre que la sociedad busca conservar tan celosamente.

Ahí te encargo.

.

.

.

.

.

.

.

Author avatar
Frida Librado
CDMX (1993). Escribo poesía y soy profesora. Pienso que el sexo ES porque nos mantiene vivos, así que siéntete bienvenido a leerme. Soy una cocinera aficionada y también licenciada en Escritura creativa y Literatura

Post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *