Our Web Design Portfolio
www.TheColibriGroup.net
www.TerapiaEnMiidioma.com
www.WeBuyLatino.net

La soñadora de los justos.

.

Después del feminicidio de su hija, Rubí Marisol Fraire Escobedo, Marisela Escobedo pasó dos años haciendo el trabajo que ni la policía, ni el sistema judicial ni el mismo Estado Mexicano tuvieron el valor de ejecutar: dar con el asesino de su hija. Marisela Escobedo, la soñadora de los justos, dedicó la última parte de su vida a hacer lo correcto para honrar la memoria de su hija y la de todas las mujeres asesinadas sin piedad en Cd. Juárez y en todo México; un México en el que parece que todas las mujeres cargamos una bomba de tiempo que estallará cuando algún hombre decida que es momento de acabar con nosotras. Un México feminicida e impune.

.

Bajo la dirección de Carlos Pérez Osorio, este documental producido por Netflix en octubre de este año presenta magistralmente la dolorosa cronología de la familia Fraire Escobedo desde 2008, año en el que Rubí desaparece hasta 2010, año de la muerte de Marisela Escobedo frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua. No hay duda de que la excelente fotografía, la música y la sensible curatoría de los diálogos convergen aquí para crear un producto de alta calidad cinematográfica, que logra envolvernos en una atmósfera igualmente bella y cruel.

.

Si parece que dos años es poco tiempo, esta cinta nos enseña que la Eternidad es algo tan relativo que bien puede durar dos años en la vida de una madre que no descansa, que marcha desnuda, que hace frente a gobernadores, jueces y fiscales exigiendo que el hombre que asesinó a su hija obtenga el castigo que merece. En ese tiempo, las tres muertes de Marisela Escobedo, la soñadora de los justos fueron: la primera, cuando asesinan a su hija, la segunda, cuando los jueces absuelven al feminicida por “falta de pruebas” aún cuando él mismo pide perdón a Marisela en la corte y, la última, cuando ella es asesinada a las puertas del Palacio Municipal por exigir esa justicia que nunca llegó.

.

México tiene una historia consistente en materia de misoginia. Durante la década de los noventa, Cd. Juárez fue el epicentro del feminicidio en el país, era común escuchar por todos lados noticias de las mal llamadas “muertas de Juárez”. Este fenómeno nacional conformó extensas listas de nombres de mujeres desaparecidas, traficadas y asesinadas al por mayor; para quienes nunca hubo justicia, sólo campos llenos de cruces rosas que aún gritan sus nombres desde el más obsceno de los silencios. Sin embargo, el caso de Rubí y Marisela Escobedo, fue un parteaguas que sacudió al gobierno mexicano porque logró exponer a todas luces la ineficacia de las autoridades para esclarecer hechos delictivos aún cuando son noticia nacional.

.

.

La historia de Marisela Escobedo, la soñadora de los justos, comienza en 2003, cuando su hija Rubí de 13 años se va a vivir con Sergio Rafael Barrazas, con quien procrea una hija. En 2008, Rubí desaparece y Marisela va en su búsqueda a casa de su yerno, quien le dice que ella se fue con otro hombre. La fiscalía de Cd. Juárez no hace nada, aún cuando la familia de Marisela ha reportado a Rubí como desaparecida; Marisela comienza la investigación por su cuenta y es ahí cuando un hombre le indica que Sergio Rafael confesó haber matado a su esposa y haber ido a arrojar el cadáver a un lote de desperdicios. Marisela, armada con esta información, denuncia a Barrazas, pero el fallido sistema penal comienza ahí a dar muestras de su ineficiencia.

.

2010 es el año del juicio contra Sergio Rafael Barrazas y es aquí donde los jueces, aún con las pruebas en mano, deciden exonerar al imputado de su responsabilidad en el caso. Después de eso, la búsqueda de Marisela continúa por el norte del país, lo encuentra y nuevamente el cuerpo policíaco falla en su detención. Para este momento, se escucha el rumor de que Barrazas está trabajando con los Zetas. Es decir, por si algo más podía salir mal, ahora este hombre goza de los privilegios del crimen organizado y esto no hace más que dificultar su arresto. Marisela entonces decide comenzar un movimiento de protesta contra el sistema judicial, protesta que se hace eco en los medios de comunicación, tanto de México, como de los Estados Unidos.

.

Ni sus marchas a lo largo del territorio nacional, ni sus múltiples declaraciones a medios de comunicación, ni siquiera la atención internacional que tuvo el caso le dieron a Marisela la tranquilidad de la detención del feminicida. Sin pensar un momento en rendirse, Marisela y su familia regresan a Chihuahua para establecer su protesta frente al Palacio de Gobierno del Estado y es ahí, donde el 16 de diciembre de 2010 ella es asesinada a quemarropa, cayendo muerta a las puertas del edificio de gobierno y dando un mensaje claro al país: su muerte se trata de un crimen de Estado.

.

.

.

Las tres muertes de Marisela Escobedo, se consagra como la historia de una mujer que le perdió el miedo a todo: a la muerte, al sistema y al escarnio público; pero es también una historia de desolación, de realidad social en un país en el que matar mujeres no solo es fácil, sino que también es permitido y hasta fomentado por un sistema judicial que no persigue estos delitos. Desde Cd. Juárez, en donde fue asesinada Rubí, hasta la Ciudad de México, centro del poder nacional, Marisela Escobedo caminó, gritó e impuso una sed de justicia que no se olvidará nunca, que pasará al archivo negro del país como el crudo recordatorio de la misoginia en la que convergemos todos los que habitamos este territorio de América.

.

.

Author avatar
Frida Librado
CDMX (1993). Escribo poesía y soy profesora. Pienso que el sexo ES porque nos mantiene vivos, así que siéntete bienvenido a leerme. Soy una cocinera aficionada y también licenciada en Escritura creativa y Literatura

Post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *