Scroll to top
Our Web Design Portfolio
www.TheColibriGroup.net
www.TerapiaEnMiidioma.com
www.WeBuyLatino.net

Mientras dure la cuarentena

Mientras dure la cuarentena

El próximo sábado asistiré a mi taller literario vía Zoom, después de ingresar con la clave previamente enviada a mi correo, activaré mi cámara para poder ver los rostros de mis amigos, a quienes no veo desde hace meses y con quienes disfrutaba de una buena charla al terminar nuestro taller en casa de Carlos, de donde luego salíamos a tomar unas copas a algún bar cercano.

Aquello era: convivir un fin de semana con los amigos, disfrutar del ambiente de un sábado por la noche en el centro de la Ciudad de México, frente al Zócalo capitalino y sentir gente alrededor, siempre gente alrededor (por mucho, es una de las principales experiencias en una ciudad tan poblada como la capital mexicana). Recordar esos momentos, me resulta un poco extraño, pensar que la cercanía con los demás era de algún modo cómoda y natural. Una especie de complicidad urbana, condición para el esparcimiento.

Pero hoy en día, por acatamiento a las medidas de protección, la convivencia es otra. Salir a la calle implica tomar precauciones, usar un cubrebocas y guardar distancia. Las personas ya no son las mismas, ya no son aquellas que propiciaban la convivencia y eran hasta motivo de diversión. Ahora, se vuelven una potencial amenaza que debemos evitar. Resulta difícil creer que a inicios del 2020 estábamos viviendo en otro contexto: charlando cara a cara, saludándonos de mano, de beso, abrazando a nuestros seres queridos, etc. La cuarentena, ha traído situaciones inéditas debido al confinamiento, pero también ha puesto en claro la necesidad de mantener contacto con los demás y con el mundo exterior, esa comunicación ha tenido que buscar nuevas vías y en esa búsqueda, la tecnología ha estado a nuestro favor.

Es realmente asombroso como las videollamadas han re-activado nuestra convivencia. Las diversas aplicaciones nos han permitido, trabajar, estudiar, asistir a terapia, mantener contacto con familiares y amigos, etc. Los usos son tan variados como sus usuarios. ¿Cuántos de nosotros no pasamos horas delante de la pantalla atendiendo reuniones de trabajo, cursos online u otro evento virtual? Todos los días está a nuestro alcance una infinidad de contenidos y recursos para interactuar con el otro, y por supuesto, resulta de provecho usarlos. Solo espero que esa normalidad que nos aguarda no elimine nuestra sensibilidad y preferencia hacia los rostros humanos y su gran expresividad.

Por lo pronto, sé que mañana por la mañana sonará la alarma de mi celular (una hora después de lo que acostumbraba a inicios de año), me prepararé para realizar mi ejercicio diario y elegiré la rutina que se me antoje practicar. Luego de tomar una ducha, me preparé un desayuno ligero y subiré a mi estudio a trabajar. En mis ratos libres, podré ver a mis amigos y familiares por videollamada, tomaré algún curso online sobre formación docente y mis lecciones de yoga en aplicaciones. En fin, los días que quedan de esta pandemia transcurrirán entre pantalla y pantalla, ni hablar, resulta un aliciente entre tanto podamos vernos cara a cara. Por lo pronto, en mi caso, siempre aprovecho para saludar amablemente al repartidor de servicios que toca a mí puerta, a través de sus ojos sé, que detrás de su mascarilla hay una sonrisa que me responde.

  • Mientras dure la cuarentena

.

Author avatar
Alba Rodriguez
Mi nombre es Alba, soy del norte de México y he migrado a la estimulante y caótica Ciudad de México. Hoy recorro sus avenidas motivada por las historias que se tejen entre el bullicio y el folklore de su gente ¡Acompáñame en esta experiencia!

Post a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Content is protected !!