VOL. I

VOL. I

Dating en 2019, ¡Qué complicado! ¿no? Ya de por sí las relaciones intrapersonales son difíciles, ahora más cuando con aplicaciones como Bumble / Tinder / Grindr y otras más, se usan en su mayoría – para encuentros casuales de una hora y listo desconectándonos un poco más de la intimidad mental, espiritual, emocional, entre otras; que ¡bueno! No es que yo esté en contra, personalmente estoy en estas apps como Bumble y ¡sí!, sí que me ha funcionado en temas de conocer gente con diferentes culturas, maneras de ver la vida y sobretodo poder conectar – ya sea mucho o poco – con otras energías diferentes o similares a la mía…y ha sido sumamente interesante y más cuando estas abierto a lo inesperado; y no voy a mentir, si puede llegar a ser un tanto fascinante…sin embargo yo me pregunto, ¿Cuántas personas, que usamos estas aplicaciones – hablando honestamente – están deseosos de desnudar un alma en vez de un cuerpo? Y ¡Ojo! Esto no significa necesariamente estar en una relación seria ni en un matrimonio – o sí – no lo sé, simplemente mi cuestionamiento va más enfocado hacia ¿cuántas veces nos damos realmente permiso de desnudarnos antes los otros, ser vulnerables y sentir con cada fibra de nuestro ser? así como me pregunto que tan dispuestos estamos a encontrar los deseos, aspiraciones, inquietudes de la persona con la que estamos…

Hoy día puedo ver una constante más grande de falta de empatía, valentía, coraje, entendimiento…Nos hemos vuelto, sin saberlo, en un catálogo de “Swipe Left” o “Swipe Right” por lo que si la cosa no funciona bien o simplemente fue ese encuentro sexual, ya no buscamos el más allá, nos vemos sumergidos nuevamente en estas aplicaciones a seguir pescando y tener encuentros remotamente memorables.

Y con todo esto, lo que me gustaría compartir con ustedes es que busquemos ser nuestro genuino ser con nosotros mismos primero y por ende con los que nos rodean.

El otro día empecé a leer un libro que me ha dejado sin palabras. Habla sobre las conexiones pero sobretodo como el sexo entre dos almas que se han re-encontrado puede llegar a ser una transformación sublime para ambos ya que se están sanando los dos, la energía que se comparte es la más pura y real y eso los eleva a una unión cósmica, tanto femenina como masculina. La energía de las dualidades. Porque somos duales y complementarios a la vez. Es la dirección sagrada del femenino hacia la luz generada por el masculino.

No dejemos que el sexo sólo se vuelva “mah” o que se vuelva en llenar vacíos. Estamos con este cuerpo para conectar, y una de las maneras más hermosas de comunicarnos y sentirnos sin palabras es a través de este acto sagrado – lo más cercano a una unidad que vamos a poder compartir con otra luz; a ese encuentro de igualdad de vibraciones y de amor, pero de un amor más real, más propio. Cada uno lo asume. Te reconoces y lo reconoces. Y finalmente – con esa apertura de corazones y sin saberlo pero si sintiéndolo – estás y están vibrando diferente

Seamos pacientes, la vida no se trata, ni te hace más “chingón” los muchos penes o vaginas que han pasado por tu cuerpo. 

Yo de verdad te invito a que desnudes primero un alma y llegues a la semilla de la intimidad más profunda que puede existir y cuando estés ahí las magia por si sola ocurrirá y eso es lo más loco e increíble que cualquiera puede sentir…Es entrar al principio del todo y cuando lo logres jamás volverás a ver el acto de una manera meramente física .

Please follow and like us:
error
Leave your comment
Comment
Name
Email